La ampliación del antiguo skatepark de Plaza de Armas (Sevilla) ha supuesto un importante impulso para el skateboard en esta ciudad ya que las antiguas instalaciones, situadas en un lugar privilegiado de la ciudad, frente al río Guadalquivir, se han extendido más de 3000 m2.

El proyecto se plantea como un tratamiento de piel que respeta las infraestructuras y arbolado existente, creando un entorno urbano apto para la práctica del “skateboarding”.

Consta de tres zonas diferenciadas:

– Una zona con dos bowls. Uno de ellos con profundidades de  1,50, 1,70 y 1,90 metros, que incluye extensiones con “pool cooping”, spine y un wallride con forma de donut. El segundo bowl, de altura 1,50 y extensiones hasta 2,00 metros, conecta la zona bowl con la zona de street.

– Una zona de skateplaza en la que se han respetado e integrado los árboles existentes. Consta de una plataforma en la que se encuentran spots de todo tipo: banks de adoquín,  hubbas y rails  de 5 y 9 escaleras, hips, eurogap, etc.

– Un “carril-bici patinable” que se desarrolla a lo largo de la parcela  y conecta las zonas de skateplaza y bowls. A lo largo de este carril se encuentran todo tipo de obstáculos: “planters”, “rails”, “china banks”, etc.