Este proyecto es sobre espacio público, skateboarding y convivencia. Se pretende recuperar un parque urbano de la ciudad de Santiago de Compostela ubicado en una zona céntrica junto al Parlamento de Galicia. Además de acondicionar el estado general del parque, pavimentos e iluminación, se han incluido nuevas zonas para deportes urbanos como skateboarding y calistenia.

El objetivo del proyecto se puede establecer en dos direcciones. Por un lado dar solución al conflicto generado entre los patinadores y los usuarios del parque infantil de la Plaza de la Constitución. Por otro lado, proyectar una actuación que mejore el estado de deterioro general de algunos elementos del parque, accesibilidad e iluminación.

La solución propuesta consiste en la adecuación de un espacio junto a la plaza de la Constitución de similar superficie a la que originalmente utilizaban los skaters. Para ello se proyecta un Skateplaza en el paseo oeste y la adecuación de la Plaza Mirador para la práctica de skateboarding. Ambos espacios suman 1480 m² en superficie de baldosa de piedra, similar al espacio original.

Cabe destacar que el factor espacio en la práctica de skateboard es fundamental, por lo que se deshecha la opción de reformar el actual skatepark (en estado de deterioro y falta de uso) que actualmente ocupa 640 m2. En su lugar se proyecta la instalación de un circuito de Calistenia y Street Workout ya que se adapta a la superficie disponible y del cual existe actualmente una creciente demanda.